Sana tu niño interior

Desde: 60,00 durante 1 mes

Todos llevamos con nosotros un niño interior. Es la parte inconsciente de nuestra naturaleza humana. Esta parte es la que nos hace sentir las emocionales disruptivas que vivimos de adultos. Desgraciadamente cuantas más veces repitamos esas emociones negativas más veces atraeremos las mismas situaciones a nuestra vida. Es necesario sanar esas emociones sanando a nuestro niño interior para no volverlas a sufrir y dejar de atraer las circunstancias y las personas que hacen que salgan a la luz.

Limpiar

Categoría: . Etiqueta: .

Descripción

El niño interior es la parte del ser humano que corresponde al inconsciente y hace referencia a las grabaciones emocionales que realizamos desde nuestra más tierna infancia sin darnos cuenta.

Estas grabaciones las efectuamos en relación al modo en que percibimos el comportamiento de nuestros padres hacia nosotros, entre ellos y de ellos con su propia vida y en las diferentes áreas de la misma: trabajo, dinero, salud, familia, amistades, autorealización o pareja.

Además, las personas que en su infancia vivieron malos tratos, abusos, crecieron en un entorno de escasez afectiva o económica, sintieron que sus padres no les querían, o se quedaron con la visión de la vida que tenían sus padres, provocó la grabación inconsciente de esas experiencias en ellas.

Este hecho provocaría que años más tarde, en la edad adulta, estas personas que grabaron esas experiencias, repitieran las mismas emociones y sentimientos provocados por las circunstancias y las personas que aparecían en sus vidas.

La única manera que tenemos de darnos cuenta de que tenemos un niño herido es por la cantidad de veces que se repiten las mismas emociones, las mismas historias, las mismas situaciones aunque cambien las circunstancias o las personas.